Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

Preguntas frecuentes sobre las compras y los pagos por internet

Preguntas frecuentes sobre las compras y los pagos por internet

Cada vez se compra más a través de internet. Esto es una realidad. Sin embargo todavía hay muchas personas que tienen miedo o desconfianza a esta forma de adquirir productos y servicios. ¿Es realmente seguro pagar a través de internet?

En este artículo vamos a intentar resolver algunas cuestiones mediante un conjunto de preguntas y respuestas al estilo de “preguntas frecuentes”. Cuando hayas terminado de leer este artículo esperamos que se disipen tus dudas sobre las compras a través de la web.

¿Es seguro el pago a través de internet?
Si se toman la precauciones adecuadas, pagar a través de internet es bastante seguro.

¿No existen hackers que piratean ordenadores y roban cuentas bancarias?
Pues sí, claro que los hay. Desgraciadamente siempre han habido delincuentes y desde hace mucho se han modernizado para robar a través de internet. Pero afortunadamente la tecnología también avanza para ponerles las cosas mucho más difíciles a los ciberdelincuentes: páginas seguras, información encriptada, ocultación de claves, cuentas virtuales… son algunas de las formas que de manera individual o trabajando juntas protegen nuestros datos de los “amantes de lo ajeno”.

¿Cuáles son las formas de pago a través de internet?
Existen varias. Prácticamente son las mismas que se usaban antes de la existencia de la compra por la web y algunas más: tarjeta de crédito, recibo bancario, transferencia o contra reembolso son las que hemos usado desde siempre, más nuevas formas de pago como PayPal, de uso exclusivo para la red.

¿Qué datos tengo que facilitar para comprar por internet?
Pues prácticamente los mismos que facilitamos cuando compramos por teléfono o si lo hacemos directamente en la tienda. A parte de los datos generales para facturación y envío (NIF-CIF, nombre, dirección, población, provincia, …) hay que proporcionar algunos datos bancarios dependiendo de la forma de pago que la web permita. Las tarjetas de crédito y PayPal suelen ser las habituales en este sentido.

¿Dónde debo y dónde no debo facilitar información bancaria dentro de una web?
Los datos bancarios (tarjeta de crédito, cuenta corriente, PayPal, …) se usan para comprar a través de la web, no como datos anexos al registro en esa web. Es decir, como norma general:

  • NO se deben facilitar datos sensibles durante el alta de usuario en una página web. Ese no es su sitio, además de que puede no ser una zona segura dentro de la web.
  • Sólo se debe facilitar información bancaria a la hora de pagar productos y/o servicios y siempre que en la barra de dirección de la página de pago aparezca al comienzo “https://” y se vea un candado amarillo o verde cerrado (dependiendo del navegador).

¿Cuál es la forma de pago más segura a través de internet?
Todas las formas habituales de pago son seguras. Lo que tenemos que valorar es la forma que nos resulte más cómoda para nosotros a la hora de pagar, siempre dentro de lo que nos permita la web donde estamos comprando. Vamos a describirlas brevemente:

  • PayPal. Registrarse es muy fácil y gratuito. A través de una web segura introducimos los datos que nos pide y una cuenta o tarjeta a través de la cual se van a efectuar los pagos. Una vez hecho esto sólo tendremos que usar nuestra cuenta de PayPal para comprar sin tener que sacar la tarjeta ni tener que recordar los datos bancarios.
  • Tarjeta de crédito. Actualmente, casi todos (si no todos) los bancos ofrecen formas seguras de pago a través de sus tarjetas de crédito. Desde el uso de una cuenta virtual en la que cargamos el importe que vamos a gastar para luego dar ese número de cuenta de “único uso” hasta la recepción en nuestro móvil de un SMS con una clave aleatoria que tendremos que introducir en mitad de la compra para que el cargo se haga efectivo. En tu banco te pueden informar de cómo comprar a través de internet con tu tarjeta de crédito.
  • Transferencia bancaria. En la web del vendedor aparece su número de cuenta al que tendremos que hacer una transferencia por el importe de compra, en la que pondremos la referencia de la compra realizada. Normalmente, el vendedor tarda en recibir la confirmación del ingreso de la transferencia en su cuenta 1 ó 2 días. Entonces, pone en marcha el envío del producto comprado.
  • Domiciliación bancaria. Se usa más en webs donde se realizan aportaciones periódicas, como ONGs, refugios de animales, etc… En este caso damos nuestra cuenta bancaria y, si la web lo permite, indicamos la aportación periódica que queremos hacer. Si algún día queremos dejar de aportar dinero, podemos escribir a la organización indicándolo y damos orden al banco de que no se realicen más pagos a ese organismo.
  • Contra reembolso. Sólo pagamos cuando nos entregan el producto en nuestro domicilio. Esta forma de pago suele incrementar el precio del producto unos euros sobre otras formas de pago, pero no tenemos que facilitar ningún dato bancario.

¿Qué precauciones debo tomar para comprar por internet?
Una de las medidas principales es tener instalado un buen antivirus. Aunque los antivirus gratuitos están bastante bien a nivel doméstico, normalmente no vienen preparados para protegernos en las compras online, así que recomiendo un antivirus de pago. Una vez dentro de la web en la que queramos hacer nuestras compras debemos comprobar lo siguiente:

  • Que sea una empresa de reputación conocida o bien valorada. Puede ser una empresa de confianza demostrada o, si no es así, podemos buscar en foros que hablen de esta empresa o en los comentarios que hayan dejado los usuarios que hayan comprado a través de ellos. Esto suele ser un buen indicador de la fiabilidad de la empresa y su web.
  • Cuando entremos en la zona de pago de la web en donde nos piden nuestros datos bancarios nos aseguraremos que en la barra de dirección aparezca al comienzo “https://” y, dependiendo del navegador, que aparezca un candado amarillo o verde cerrado (puede aparecer a un lado o en la parte inferior del navegador). Todas las páginas web empiezan con “https://”, pero la “s” que aparece entre la “p” y “:” indica que es una página segura. Si no aparece “https://” NUNCA deberemos introducir datos sensibles.
  • Usar una forma de pago que nos dé seguridad y tranquilidad.

Tomando estas precauciones básicas no debemos preocuparnos a la hora de pagar por internet.

¿Una vez que he usado mi tarjeta de crédito para una compra, me pueden cobrar lo que quieran y cuando quieran?
No. El proceso de aceptación del pago e ingreso en la cuenta del vendedor no lo hace el propio vendedor, sino tu propio banco o PayPal con la cuenta de tu banco hacia la cuenta del vendedor. El vendedor sólo recibe la orden del pedido y la notificación de que el ingreso se ha realizado correctamente. En ningún caso el vendedor ve los datos de tu tarjeta de crédito.

Si me doy de alta gratis en una web de servicios, ¿pueden posteriormente cobrarme sin mi consentimiento?
No. Ten en cuenta lo siguiente: Si no aceptas implícita o explícitamente el pago de un producto o servicio, no te pueden cobrar nada, y en el hipotético e improbable caso de un cobro indebido, siempre puedes ir a tu banco y anular el pago. La única manera de que te cobren es que previamente hayas facilitado una cuenta bancaria donde hacerte un cargo. Si no has facilitado ningún dato bancario difícilmente podrán cobrarte, menos aún sin tu consentimiento. Puedes darte de alta tranquilamente.

Estas preguntas suelen ser las que más habitualmente hemos escuchado. Esperamos haberos resuelto vuestras dudas acerca del pago a través de internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Tu confianza tiene "PREMIUM"

¿Tienes un negocio? ¿Quieres que te encuentren en internet? ¿Te gustaría tener una página web por 0€?

Suscríbete ahora y te regalamos el acceso al panel PREMIUM, valorado en 80€.


SÓLO AUTÓNOMOS Y EMPRESAS
Estos datos nunca serán entregados a terceras personas.
Una vez suscrito, comprueba tu correo electrónico. Si no recibes nada en 30 minutos comprueba la bandeja de correos no deseados o ponte en contacto con nosotros.